viernes, 1 de febrero de 2008

GOBERNAR ES CONSTRUIR




OPINION*Por Julio Belando: Como productor teatral, creo que jamás pondría en escena una obra con un título negativo o que incluyera una frase negativa, porque supongo que predispondría al público en contra antes de verla. Desde el punto de vista de la Lógica, la negación nunca podría ser una afirmación, y por lo tanto no sería positiva. Puesto en términos de Psicología, la negación es siempre un bloqueo; en términos racionales, nunca podría traducir nada constructivo y, si hablamos de Política, la negación se lee casi siempre como catástrofe. De hecho, sucede cada vez que los gobiernos se empecinan en negar la realidad. Sucede en relación al discurso, y sucede también en los hechos; también se niega no haciendo. Y no hacer es lo mismo que destruir. En la primer nota que escribí para este medio hablaba justamente del estado general de abandono de nuestra ciudad y de la ceguera que parecía reinar en torno a tanta desidia, pero lo hacía desde el optimismo –al menos esa fue la intención-, confiando en que el cambio de autoridades renovaba las expectativas de cambio.Creo que no se puede juzgar una gestión, ni siquiera vislumbrar sus resultados, con apenas unas semanas en el Gobierno, pero si se pueden advertir algunas posibles tendencias para nada elogiables.Basta con leer los titulares de los diarios locales de los últimos tiempos: "Se reduce el servicio médico en varios barrios de la ciudad"; "Se cierra el Centro Productivo Municipal"; "Se suspende la implementación del CBC de la UBA en la ciudad" o el más terrible de todos "Se cierra la Escuela de Estética".-La ciudad en crisisCerrar una escuela, cerrar un teatro, un centro de salud son noticias que ni el mas insensible de los políticos se querria ver obligado a dar. Cerrar una escuela, con razones justificadas y todo, es de una gravedad simbólica además muy importante, porque significa descreer y hacer desconfiar a todo el mundo del poder transformador y constructivo de la educación. Equivale a decir: Estamos tan desahuciados que ni siquiera podemos confiar en el futuro que significa educar y estudiar Es obvio que la ciudad está en crisis, que el Gobierno municipal se encontró con un déficit enorme y que, seguramente, se deberán tomar medidas muy drásticas para manejarlo; pero lo que se deduce del discurso oficial hasta el momento es, nada más, que la imposibilidad de hacer, o peor aún, que lo único que se puede hacer es cerrar, suspender, reducir, resignarse. Lo único que se puede hacer es no hacer simplemente porque no hay plata? Vale decir no se puede planificar crecimiento, no se puede proyectar futuro.
Es muy probable que la situación requiera la toma de medidas drásticas y habrá que hacerlo urgentemente. Pero es evidente que la manera de comunicarlas no debe ser esta; no se puede estar resignando día a día un pedazo de progreso y anunciarlo en conferencia de prensa. O existe un gran problema en la comunicación de estas medidas, en la relación con la prensa, o no nadie tiene la capacidad necesaria para imaginar las soluciones antes de comunicar. Es preferible hablar de lo que haremos y no de lo que desharemos todo el tiempo. O es que no se puede hacer nada? Y para que están en el Gobierno sino?, preguntaría Doña Rosa. Cualquier tipo de crisis, es la oportunidad ideal para crecer, nos permite volver a las fuentes y replantearnos lo que queremos . Que se hace cuando hay una crisis realmente grave? Se reúnen los mejores cuadros, los mejores asesores, la gente más idónea en cada área y se estudian y reformulan los objetivos. En este caso, la salud, la educación, la cultura y la seguridad deberían ser los valores a cuidar. Una vez puesto en claro los valores se atacan con las mejores armas disponibles cada uno de los problemas; pero no bajemos los brazos antes de empezar la batalla. Gobernar , siempre se ha dicho, es construir. Y sobre todo construir confianza. Y el Gobierno Municipal está haciendo todo lo contrario. No nos olvidemos que la mayoría de la gente sólo lee los encabezados de los diarios, y la sensación térmica al día de hoy, es la de que todo está tan mal, que no hay nada que pueda hacerse. Pareciera ser, se escucha en la calle, que los socialistas vinieron a cerrar todo porque no alcanza el presupuesto, y seguramente no es así. Es de esperar que el mayor problema que tiene la administración sea de comunicación y que estén trabajando sobre las soluciones, pero, de verdad, seria bueno tener en cuenta esta advertencia porque si se sigue deshaciendo , comunicando sólo lo que no se va a hacer o lo que no se puede, lo único que se logra es que la gente pierda la confianza en quienes votó hace tan poquito tiempo. Y se creará la sensación de que este Gobierno fracasó antes de empezar. No hay derecho a quitarle a toda la sociedad la esperanza.

*Julio Belando : Es periodista; profesor de Ingles y de Lengua; ex colaborador de diario La Voz de Zárate; director del Nuevo Teatro Nacional Rosario; titular de JB Producciones, entidad que promueve el teatro en casi todo el pais; creador del grupo de teatro infantil CREARTE y miembro de AADET (Asociación Argentina de Empresarios Teatrales).

1 comentario:

solferino dijo...

Totalmente de acuerdo! Hace 7 años que no vivo en Zárate y mis visitas son esporádicas y breves, pero mantengo la costumbre de leer los medios locales en Internet.Todos los días es una nueva tristeza leyendo las acciones de la nueva gestión instalada en el paradigma de la escasez: menos salud, menos cultura, menos educación...? Si hay pocos recursos materiales hay que tener abundancia de creatividad y construir un nuevo proyecto que entusiasme y convoque a todos los zarateños.